WrestlingNotes: Inventen Otra cosa!

Como anteriormente mencioné en mi columna protagonizada por Austin Aries, la WWE está gozando de, tal vez, su mejor roster en cuanto al trabajo en ring. El talento técnico ha hecho que el nivel de luchas esté año a año en aumento. Me gustaría poder decir lo mismo del nivel de bookeos.

Creo que todos saben a dónde quiero llegar con esta crítica, en especial por la foto que antecede a mis palabras. Este lunes Kurt Angle hizo oficial el secreto que llevaba semanas guardando: Jason Jordan es su hijo. Sé que muchos dirán que exagero, pero como muy bien dijo ayer Neo Blackal, miembro del Staff de OTTR Wrestling: “Este segmento por lo bajo es penca”.

Partamos por lo básico: Esta historia nace para querer distraer a la gente en el ángulo de “¿Quién atacó a Enzo Amore?”, es decir hace casi 2 meses atrás. Una fuente informó a Corey Graves que había gato encerrado en el ataque al certificado G. Graves informa de esto a Angle y en primera instancias hasta insinúan que Big Cass es el culpable de dicha fechorías…solo para que semanas posterior a ello se comprobara.

De ahí todo es bien nebuloso. Que llamadas para Angle sobre su gran secreto, que Graves sabe algo que nadie más sabe, que extorsión por acá, que “te quiero” por allá, todo un lío. Mi teoría personal es que WWE quiso distraernos de Big Cass y creó estas llamadas para Angle, el problema es que no supieron cómo darle fin, en especial cuando optaron porque Cass fuera el verdugo de Enzo.

La empresa de Vince consciente del negocio moderno del wrestling sabe que no podían cortar las apariciones de este telefonista misterioso de la noche a la mañana, más que nada por el montón de freaks de internet (en donde mi incluyo) que les encanta ver cada pero en las malas storylines de WWE. Solo hay que pensar que hasta el día de hoy existe el meme de: ¿Quién llamó a Kevin Nash? ¿Qué ocurrió con la demanda de Heyman? ¿Por qué le cortaban el micrófono a CM Punk? ¿Por qué unos ninjas secuestraron y liberaron a Samoa Joe en TNA?

Pero los bookers olvidaron un concepto aun más importante: Al público actual no se le puede engañar con imbecilidades del siglo pasado. Cuando Vince Mcmahon declaró que Horswoggle era su hijo se hizo en un momento incomodo, donde se dejó claro que todo era una broma, de mal gusto, pero una broma al final de cuentas. Este no es el caso. Raw nos intenta de hacernos conmover con una situación poco realista, en donde Jason Jordan tiene por padre a Angle básicamente porque uno se inspiró en el otro.

No notar que el Angle Team (Shelton Benjamin y Charlie Hass) es la inspiración de American Alpha es no cachar nada de la vida. Lo peor es que en eventos de NXT los padres de JJ ya se habían mostrado (cabe destacar que el padre de Jordan es afroamericano, mientras que su mamá es caucásica, es decir Angle se tiró al viejo y nació Jordan….la magia del Wrestling).

En este mismo punto y como dato que me da el conocido “Viejo Cerdo” (Alías Ranataro3, co-fundador de OTTR Wrestling), estos padres no serían los biológicos de Jordan, sino adoptivos que lo ayudaron a conformarse como un “gran americano”. Si esto es así la pregunta obvia es: ¿Y dónde está la madre? ¿Quién fue la mujer que Angle ABANDONÓ y que tuvo que dar en adopción al pobre JJ? Es más, yo había asumido que ella fue quien le había dado la noticia a Kurt, pero si ella se salió del mapa ¿Cómo se enteró Angle? Un montón de preguntas que lo más seguro nunca resolveremos, porque semana a semana irán distrayendo nuestra atención al vínculo entre ambos y no al hecho que Kurt Angle lleva siendo un padre ausente como por 18 años.

Muchos se preguntarán porque me dedico a trolear una storyline tan mala como las que Raw y SD nos dan semana a semana. La razón: lo innecesario de todo esto.

Las llamadas a Corey Graves eran innecesarias desde el comienzo del feudo Amore-Cass, ya en ese momento eran inútiles si el final era enfeudar a los amigos del SWAFT. El involucrar a Angle, quien es GM del programa más importante de WWE, también fue innecesario, ya que él no necesitaba nada más para generar historias. Con su puesto de General Manager tiene la necesaria exposición semana a semana, pactando luchas y generando segmentos entre luchadores.

Pero el remate es lo peor. Que esto se resolviera en un nuevo intento de colarnos lazos sanguíneos entre luchadores es una moda que ya debería estar más que obsoleta. Solo el recordar el feudo de Eddie vs. Mysterio por la custodia de su hijo para muchos es de mal gusto, tal vez en los 90’s movidas como que Andre el Gigante era el papá de The Giant (el Big Show) en WCW podían pasar coladas. Pero actualmente estamos bien lejos de que eso ocurra.

JJ no necesita este tipo de exposición, muchos vaticinan un push para él y sería genial, pero esto es a costa de su independencia como personaje. Jason Jordan será otra temporada la sombra de Angle, un Shelton Benjamin wanabe, antes de ser una marca propia. Angle no necesita tener un hijo ilegitimo para acaparar pantalla y si querían darle realce a JJ habían mil formas más interesantes para hacerlo.

Por otro lado Raw no tiene espacio para Jordan, con un solo título al cual puede aspirar (el Intercontinental, ya que el de la WWE no se encuentra en circulación semana a semana), su futuro inmediato son squashes y hacer promos al lado del héroe olímpico.

Sinceramente, nadie esperaba esta historia, pero no por ello es algo positivo. Yo no espero ir caminando al trabajo y caerme en las escaleras en la puerta de éste, de ocurrir no sería una sorpresa muy positiva. Con lo de JJ y Angle es algo parecido, la expectación ya nos dejaba claro que no veríamos nada positivo de un ángulo donde a Kurt lo extorsionan, básicamente porque todos esas historias terminan con resoluciones así de mediocres.

Escribo esto ahora porque sé que desde el próximo lunes se armará una segunda etapa de este ángulo, por lo mismo quiero hacer el parón ahora así reflexionar de lo que acabamos de vivir. Para resumen un efecto colateral y distractor de la rivalidad de Enzo y Cass terminó en que un luchador afroamericano como Jason Jordan terminara siendo hijo de Kurt Angle en sus tiempos en la universidad (destaco que JJ nació el 88, Kurt estudió en la U en el 93).

El pretender que nos vamos a comer esa mierda es confíar mucho en la estupidez humana. Obviamente varios ahora están preguntando si es verdad y lo entiendo, yo también fui un mark en su momento. Pero este nivel de tramas no ayudará a explotar el talento que sobra en WWE. El mal uso de sus figuras está trayendo consecuencias, en especial al ver empresas que dejan la historia a un lado para dedicarse de lleno a las peleas.

WWE se supone que usa sus bookeos para nutrir su desempeño en el ring, pero, como lo comentábamos en una previa, las historias se desarrollan para terminar de la peor forma en los PPV´s y en los momentos de las “grandes revelaciones”.

Con bookeos mediocres esta Era no va poder quitarte su chapa de “poco creativa”. Ya que el wrestling no es solo quien pelea mejor, sino quien te vende mejor esta falsa realidad que es la lucha libre y sinceramente con estas mierdas es difícil involucrarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *