Opinión del Mae Young Classic

Esta semana, tras Smackdown Live pudimos ver la final del Torneo Mae Young Classic. Una idea que probablemente jamás habriamos visto en WWE de no ser por WWE Network y la necesidad de programación que requiere.

Fueron 32 luchadoras de 13 países diferentes las que participaron del torneo que se grabó en 2 partes, primero los días 13 y 14 de julio se grabaron todas las luchas hasta las Semifinales, la final se emitió en directo desde Las Vegas este Martes 12 de Septiembre.

Estos son los datos fríos del torneo y que se pueden sacar de cualquier lado, pero lo importante es lo que WWE hará en el futuro con lo que vimos. Por lo menos ya existen noticias de que la empresa planea realizar este torneo de manera anual, lo cual es una muy buena noticia para las luchadoras en general, ya que tendrán nuevas oportunidades para mostrarse ante el público como de nosotros los fanáticos de conocer a más luchadoras que vengan del mundo independiente, esto si sigue con un formato similar al que vimos.

Dentro de las pocas cosas malas que se pudieron ver en este torneo mencionaría la presentación de las luchadoras, no refiriendome a las entrevistas previas a cada lucha, que fueron muy buenas, sino a que cuando usaban imágenes de otras empresas eran muy limitadas y casi todas eran de peleas entre las mismas luchadoras participantes. Aparte, los titantron de cada una de las luchadoras eran iguales pero pensando que eran 32 participantes se puede entender porque no se puso más esfuerzo en esos puntos.

Punto aparte, creo que la forma de presentar la final fue negativo, ya que podrían haber hecho un poco más especial e indepenciente como lo fue la final del Criserweight Classic, ya que la final fue sólo eso, la lucha entre Kairi Sane y Shayna Baszler y para peor, fue después de Smackdown Live, o sea, fue después de un show de 2 horas y antes de 205 Live, aunque el resultado final no fue desastrozo, si podrian haber cuidado de alguna manera mejor esta lucha, aunque hay que reconocer que si tomaron en cuenta una previa y una Alfombra Roja, innecesaria a mi punto de vista pero tuvo una.

Como ven son pocas las cosas que uno podría resaltar como negativas, son muchas más las positivas. El nivel general del torneo se puede decir que fue bueno o muy bueno. Si alguien esperaba que tuviese un nivel que hiciese que Dave Meltzer babeara como si estuviese viendo una pelea de Okada contra un clon de Okada en el Tokyo Dome, estan mal. El nivel de lucha femenino se debe medir de otra manera, y lo que vimos es superior incluso a lo que vemos en varias luchas del Main Roster de WWE.

WWE tuvo la buena idea de no solo utilizar a talento propio sino que llamó a varias luchadoras de renombre para siubir la calidad del torneo, nombres como Princesa Sugehit que trajo el estilo Lucha Libre, Toni Storm la cual está dando que hablar en los últimos meses, o Santana Garrett que debe ser una de las 5 mejores luchadoras del mundo en este momento y que participa activamente en muchas empresas alrededor del mundo, u otros más conocidos para el fanático casual del wrestling como puede ser Mia Yim que bajo el nombre de Jade llegó incluso a ser Campeona Knockout de Impact Wrestling.

El torneo se dividió en 8 capítulos de alrededor de 45 minutos y la final, lo cual dió como resultado peleas mas bien cortas, entre 5 a 10 minutos como promedio donde las semifinales y la mencionada final fueron un poco más largas, lo cual hizo que la gente en sus casas que vieron los capítulos no tuvieron el problema de cansarse al ver las luchas.

También destacar que no vimos luchas entre “luchadoras genéricas” sino que la gran mayoría tuvo algo que mostrar a la fanaticada, algunos gimmicks bastante producidos y elaborados como el de rockera de Toni Storm así como la Princesa Pirata de Kairi Sane, pasando por la “Reina de Espadas” Shayna Baszler, la Judoka Taynara Conti o incluso el de “The Lady of NXT” de Lacey Evans.

Otra de las buenas cosas que dejó el torneo, es que varias luchadoras “crecieron” durante el mismo gracias a lo que mostraron en el ring, luchadoras como Lacey Evans, Sarah Logan o Rhea Ripley dejaron más que una buena impresión con sus actuaciones junto a otras que pueden crecer mucho más como la brasileña Taynara Conti o Vanessa Borne.

Aunque no resultó al final, durante los primeros 8 capítulos lograron crear cierta historia con Shayna Baszler como Heel a derrotar y por fuera la historia entre los grupos de Four Horsewomen. Es dificil hacer algo de este tipo en un torneo donde la mayoría de las participantes son desconocidas para la gente, y lo lograron en cierta manera y se agradece.

Aparte, WWE tiene la intención de contratar a varias de las luchadoras que participaron en el torneo y que no estaban bajo contrao en WWE, como la finalista Shayna Baszler, Piper Niven, Santana Garrett, Toni Storm, Candice LeRae y Jazzy Gabert. Podrían ser muchos los nombres que tendría WWE, pero uno de los puntos más débiles que tiene actualmente la empresa es la división femenina, no en la calidad especificamente, sino en su cantidad.

Podría hablar de muchas cosas más, como la cantidad de buenas luchas que vimos, movimientos como Suicide Dives o vuelos a ringside, incluso duelos de golpes uno a uno como el que tuvieron Sarah Logan y Mia Yim en el segundo capítulo, haber visto a luchadoras diferentes del tipo habitual como a Piper Niven, la pequeña Dakota Kai, las gigantes Kavita Devi y Sage Beckett, etc. El Torneo Mae Young Classic es quizás el mejor de los “experimentos” en forma de torneos que ha realizado WWE contando el mencionado Cruiserweight Classic y el Torneo Británico, pero dependerá de WWE si lo aprovecha correctamente, por lo menos ya tenemos una muestra de que la Lucha Femenina no es un relleno y se pueden hacer cosas más que interesantes en el futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *