Top 100 – Peleas que ver antes de Morir – Version WWE #76: Chris Jericho vs. Shawn Michaels

En esta época muchas cosas estaban pasando en WWE. La nWo original había aparecido en la empresa, The Rock y Stone Cold tenían su último capítulo en Wrestlemania, pero una pequeña historia se robó buena parte del show. “The Heartbreak Kid” Shawn Michaels había regresado a WWE el año anterior y se enfrentaba al “The King of the World” Chris Jericho.

WWE WrestleMania XIX (30-03-2003)
Singles Match
Chris Jericho vs. Shawn Michaels

Shawn Michaels había logrado el campeonato mundial al salir victorioso en la primera Elimination Chamber en Survivor Series 2002, pero perdió el ítulo un mes mas tarde ante Triple H. En The Highlight Reel Jericho dijo que Michaels era el ídolo de su juventud. Chris Jericho lo criticó diciendo que se había quedado estancado, lo cual hizo que se ganará una Sweet Chin Music como respuesta de HBK.

Luego llegaría el Royal Rumble, Chris Jericho eliminaría a Michaels de la lucha pero más tarde este regresaría y se armaría un brawl entre ellos sellando su rivalidad que terminaría en una batalla en Wrestlemania.

Jericho sale primero y llega al ring esperando impaciente a su rival. Mientras Shawn Michaels disfruta el momento y camino al ring usa unas bazookas de papel picado para deleite de los fanáticos aunque algunos no funcionaron.

La lucha comienza lenta pero con intención. Cada golpe y gesto era para ver la respuesta de la gente y poco a poco se fueran metiendo en la lucha. No sólo Michaels, sino Jericho también jugaba con esto.

Poco a poco van subiendo la intensidad de la lucha. Jericho logra atrapar a HBK con el Figure Four Leg Lock pero llega a las cuerdas. Luego en otro momento HBK atrapa en las cuerdas con sus piernas a Jericho y lo saca del ring para luego volar sobre él. La lucha continuó con HBK dominando entre el público pero Jericho lo bloquea con el Walls of Jericho.

Jericho lo azota contra el poste del ring y comienza una serie de castigos dirigidos a la espalda de Michaels hasta que revierte un Suplex con un DDT.

En un momento vemos que Jericho imita a HBK levantandose de un salto y haciendo su famosa pose. Esto no hace más que enfadar al Heartbreak Kid que lo ataca con todo incluso con un Moonsault. Jericho contrataca con lo mejor de su arsenal, como el Bulldozer seguido de un Lionsault, y después el Walls of Jericho, pero Michaels sobrevive.

HBK trata de recuperarse pero el canadiense domina y realiza su propia versión del Sweet Chin Music. Michaels resiste la cuenta y sigue luchando. Este intenta devolverle el insulto y busca el Walls of Jericho pero el canadiense bloquea. Así que termina lanzandolo contra el esquinero. Ambos luchan y Jericho busca derribarlo con un Superplex, pero Michaels cae sobre él.

Michaels busca el Divine Elbow pero Y2J lanza al árbitro contra las cuerdas y HBK cae. Jericho quiere hacer el Superplex pero Michaels lo derriba. Se lanza con el codazo y busca el Sweet Chin Music, pero Jericho lo esquiva para atraparlo nuevamente con el Walls of Jericho pero HBK llega a las cuerdas.

Ambos están muy cansados y Jericho busca un Suplex pero este se sale y atrapa a Jericho en un Roll up para el triunfo.

Tras la lucha, Shawn Michaels le da la mano a Jericho pero este lo abraza….solo para patearlo en la entrepierna ganandose un tremendo heat de la gente. Jericho se va furioso mientras HBK es ayudado por el árbitro para llegar a backstage.

Aquí está la lucha.

Opinión Final

Hay dos tipos de historias, la que se realiza antes de la lucha para poder vender el evento y la que te muestran dentro del ring. Cuando los protagonistas son lo mejor en ambos puntos, el resultado final no puede ser más que una joya, y así fue.
Jericho y Michaels demostraron que una buena lucha no necesariamente debe tener sangre ni elementos especiales como mesas o escaleras. Es como utilizan la sicología en el ring. Comenzaron lento para que la gente poco a poco se fuera metiendo.

Los movimientos que usaban en la lucha les daba esa oportunidad, sobre todo Jericho. Cuando imitó la pose de HBK o en sus llaves de rendición. Además, ambos vendieron de manera excelente el desgaste de la lucha. No necesitaron un campeonato para lograr su cometido. Una gran lucha, que en su momento tuvo una gran aceptación por los fanáticos y que ha día de hoy se puede disfrutar y ver que no ha perdido un ápice de su calidad.

Si te gustan nuestros contenidos, apoya a OTTR en Patreon!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: