El aporte de Ronda Rousey a WWE

Luego del Royal Rumble mucho se ha hablado de lo sucedido en el evento. Aunque hubo un hecho en particular que se robó todas las miradas del mundo del wrestling. Así como de público no tan asiduo a este show: la aparición de Ronda Rousey.

Esto no dejó indiferente a nadie y se convirtió en lo más comentado y también en lo más criticado. Por como alguien externo venía a “robar pantalla” a las luchadoras de WWE en su momento más importante. Algo que ya se ha visto mucho en el último tiempo con luchadores como Goldberg, Brock Lesnar. E incluso otros part timers como Triple H o el propio Undertaker.

Pero, ¿qué diferencia a Ronda de otras estrellas, luchadores, o deportistas que han aparecido en la WWE a lo largo de su historia?.

¿Por qué las críticas que se hicieron en su momento a Goldberg, o Gronkowsky. Personalmente considero que no vienen a lugar con Rousey?

La razón tiene que ver con algo que muchas veces se tomó para la risa. Que no se entendió y/o derechamente fue mal utilizada y empleada por la misma WWE: La Women’s Revolution, o actualmente la Women’s Evolution. Esto es así porque la WWE, desde hace ya unos años, a través de la marca NXT, comenzó a cambiar el paradigma que ellos mismos presentaron para las mujeres a lo largo de su historia. Es decir, de ser un simple acompañamiento dentro de un show, pasaron a ser paulatinamente algo IMPORTANTE dentro del mismo. Donde ya no se les conocería como DIVAS, sino que como LUCHADORAS o Superestrellas, tal como sus colegas hombres.

Por lo que las mujeres comenzaron a tener roles más preponderantes dentro de la marca y en el roster principal. De manera que pudimos ver un Takeover cuyo main event fue la Last Man Standing de Sasha vs Bayley por el título femenino. Luego se sumó la triple amenaza en WM 32 donde se le cambió el nombre al título. Fue presentado ceremonialmente por la legendaria Lita. Además de que en la previa del evento, se le dio la importancia de lucha Main Event. Al punto de estar el poster del frontis del estadio (además convirtiéndose en para muchos, la mejor pelea de la jornada).

Seguimos con el Main Event en el roster principal, cuando Sasha y Charlotte pelearon en la primera Hell In A Cell.

También está la Primera MITB femenina (que fue desperdiciada y debieron hacerse 2 al haberlo ganado James Ellsworth). Y finalmente, llegamos al primer Royal Rumble femenino. Que no sólo contó con estrellas del pasado, presente, y por qué no decirlo, futuro de la división femenina en el roster principal. Sino que tuvo en su ganadora, a una Asuka invicta desde su llegada a NXT hace casi 2 años. Y lo hizo venciendo a las hermanas Bella. Lo cual no es menor debido al poder mediático de ambas, tanto dentro como fuera del ring (con reality show propio).

Además para el final, contó con la aparición de Ronda Rousey. La mujer que más ppvs ha vendido en la historia de los deportes. Cuyo alcance mediático abarca más allá de las MMA. Su figura alcanza también la WWE (una de las noticias más publicadas en WM 32 fue su careo con The Rock a Stephanie y Triple H). E incluso ahora incursiona el mundo del cine.

No voy a negar que el segmento fue mal bookeado…

Me hubiese gustado algo más de claridad respecto a su presencia en ese momento tan importante. Que se hubiera dado la posibilidad de encarar a las campeonas presentes, así como de la propia Asuka. De poder interactuar y generar algo con ellas. Un guiño a futuras rivalidades, incluso llegar a los golpes teniendo que ser separadas, qué se yo. Tan así, que lo mejor del segmento fue la palmada de Asuka rechazando darle la mano.

 

No negaré que la presencia de Ronda como full timer debe conllevar necesariamente, que pase por encima de todo el roster actual. Tampoco negaré que el riesgo de no tener luchas buenas con ella sea altísimo. Pero es un riesgo, que creo, la WWE debe tomar si aspira poner en lo alto la división femenina. Además que si lo que quieren es hacer que Rousey funcione, necesariamente deberán tenerle rivales que le hagan el peso. Lo cual implica elevar su status. Austin sin un rival tan poderoso como Vince no hubiese sido lo mismo.

Pero no podemos comparar, esta vez, la llegada de Ronda para acaparar la atención con otras del pasado.

Esto por una simple razón: eso es justamente lo que la WWE desea. Y es que al ser la división femenina un nuevo nicho, que recién se está armando y tomando de forma seria, había que llevarla a otro nivel. Uno más allá de la propia WWE, de manera que NADA pudiese opacarlo. Que le diera un sentido REAL a que la primera batalla real femenina, fuera el segmento principal.

Ya que, seamos honestos, por mucho que nos guste Asuka o cualquiera de las féminas que estuvieron presentes, su victoria no opacaría de ninguna manera la de Shinsuke Nakamura. Menos con el desafío posterior para AJ Styles por el WWE Championship. Así que la empresa necesitaba dar un golpe de efecto. Uno tal que debía ocupar a alguien externo para llamar la atención.

Un golpe que Vince ya dio en los 80’s

Para ellos trajo figuras como Mr T, Muhhamad Ali y Cindy Lauper, las que fueron ESENCIALES en el ÉXITO que terminó convirtiéndose WM 1. Aunque hoy pareciera que la jugada de Vince sería victoria asegurada, no lo era. Sino que arriesgó todo en un movimiento transgresor para la época. Lo que terminaría acabando para siempre con el sistema territorial de la NWA.

Es más, en plena Monday Night War, McMahon fue astuto al gastarse millones (en una época mala financieramente para él) para tener en su show a Mike Tyson. Y así meterlo a la historia de Steve Austin, persiguiendo vencer a Shawn Michaels y conquistar su WWF Championship por primera vez, lo cual como sabemos, permitiría en gran parte, vencer en la guerra…

Y digo en gran parte, pues en la otra vereda, la WCW también hizo lo mismo con figuras como Dennis Rodman, Karl Malone o Jay Leno. Las cuales resultaron exitosas mediática y económicamente pero al no haber trabajo posterior que lo soportara y debido a muchas otras malas decisiones, terminaron acabando con la compañía. Por otro lado, para quienes usan como excusa las feas derrotas de Ronda en MMA que la predecedieron, recordar que el mismo Tyson estaba suspendido/castigado y que también venía de ser derrotado, aunque su poder mediático seguía siendo muy potente.

¿Qué diferencia a Ronda con Goldberg o Gronkowsky, y la asemeja a Cindy Lauper o Mr T de WM I?

Pues que los dos primeros terminaron siendo sólo UN PAR MÁS dentro de una AMPLIA LISTA de personalidades que han desfilado por la WWE.

Al punto, que por ejemplo Lawrence Taylor, un jugador de la NFL, fue MAIN EVENT de Wrestlemania 11 y DERROTÓ a Bam Bam Bigelow. En la misma noche que Shawn Michaels, ganador de ese Royal Rumble, no pudo conquistar su primer WWF Title ante Diesel (con Pamela Anderson mirando desde ring side).

Por el lado de los luchadores tenemos a The Rock, mucho más famoso mediáticamente tras su paso por Hollywood y mucho más importante como luchador para la WWF/E, quien regresó para WM 27 como “host”. En WM 28 derrotó a John Cena en el Main Event. En WM 29 perdió el WWE Title ante el propio Cena también en el Main Event.

Aún así, a diferencia de lo que se espera que suceda con Rousey, ninguna de estas importantes apariciones fue convocada para comandar una verdadera Re-Evolución del rol de la mujer dentro de los shows de la empresa.

Ninguno de ellos estaba relacionado con movimientos globales, en búsqueda de igualdad de derechos, o siquiera algo que tuviera un objetivo mayor al de el o los shows en que participaron. Su objetivo era tener alguna nota en la prensa, obtener algún nuevo fan casual, el regreso de uno antiguo apelando a la nostalgia, o atraer al fan de otro deporte. Quizás vender un ppv y/o asegurar más suscripciones en la network, pero no veamos el plano pequeño.

En ESTE CASO, la WWE lo que planea, es POSICIONAR a las mujeres.

Esto mediante colocar a las mujeres en un nivel estelar. Para ello Ronda es la indicada para PONER EN EL MAPA a la división ante ojos que antes no la han mirado. O que le daban la misma importancia que la empresa les indicaba (un lindo relleno). Hoy en cambio, se espera que con Rousey, se les tome en serio.

Y obviamente para ello, también es importante lo que suceda con el resto de las mujeres incluyendo a Stephanie. Recordando que en el wrestling, no todo se trata de quien gana un título o un feudo. Sino que de atraer público a sus shows y consumir el producto.

De esta manera las mujeres podrán competir directamente con los hombres. Además, poder asegurar en un futuro, ya no tan lejano, que la anhelada igualdad sea una realidad. Y no palabras lindas apegadas a un sueño imposible, porque eso hoy en día está un poquito más cerca. Y la WWE dejó de mostrarlo como un deseo, sino que a través de Ronda, lo planteó como una META.

Si te gustan nuestros contenidos, apoya a OTTR en Patreon!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: